La operadora Tecpetrol se negó a tratar las condiciones propuestas por el Sindicato Petrolero del Chubut para ajustarse al diagrama de ocho horas de trabajo.

El último encuentro mantenido entre los referentes del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut y las autoridades de Tecpetrol en las personas de Horacio Marín y Daniel Valencio, arrojó resultados negativos para el sector de los trabajadores.

La propuesta de condiciones definida en asamblea para ajustarse a las ocho horas de trabajo, con garantías de sostenimientos de puestos de trabajo y menor impacto en la reducción salarial no fue aceptada y en contraposición la operadora pretende imponer sus propias reglas.

El dirigente petrolero Carlos Gómez contó los pormenores del último encuentro con la empresa y señaló “le exigieron a la representación sindical que firmen el acta que es un acuerdo que se firmó según declara Tecpetrol entre la empresa y la provincia, el 29 de junio donde se obliga a la empresa a cumplir compromisos pendientes de ejecución de perforaciones realizadas a la fecha para acceder a la prórroga de concesión.

Pero para movilizar a un perforador, primero Tecpetrol pone 13 exigencias que debe cumplir los trabajadores para que Tecpetrol reactive un perforador recién en el mes de noviembre”. Este acuerdo fue rechazado por la representación sindical y más tarde en asamblea por todos los trabajadores.

DESPIDOS

Entre las 13 exigencias que propone Tecpetrol aparece la baja de todos los diagramas a 8 horas de trabajo, reubicación del personal sobrante en las distintas contratistas, todos los trabajadores en forma individual deberán consentir el cambio de diagrama por escrito, y Tecpetrol habilita reducción de personal en forma escalonada procediendo a programar 167 despidos de trabajadores que hoy están prestando servicios.

Los despidos serían: 60 al 30 de julio, 65 al 31 de agosto y 42 al 30 de septiembre. Los 167 trabajadores despedidos deberán rubricar un acta en el que se establezca que tiene que retirar de yacimiento. Y el Sindicato por su parte deberá conseguir para el conjunto una ayuda económica como los REPRO. Tecpetrol en tanto se hará cargo de las indeminizaciones en un esquema que se propone de “retiros voluntarios”.

“La asamblea rechazó el acta y repudió la actitud extorsiva que lleva adelante la empresa Tecpetrol y se ha resuelto que el gobernador Mario Das Neves intervenga en las negociaciones”, explicó el dirigente. En tanto se advirtió a la operadora que de comenzar con los despidos “será responsable de quebrantar la paz social”. Y el gremio se declaró en estado de alerta y asamblea.

Fuente: El Patagónico