El Intendente de Esquel Sergio Ongarato, se manifestó asombrado de que hablaran “con acento centroamericano” algunos encapuchados del grupo clandestino RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), que cortaron la Ruta 40 exigiendo la libertad de su “líder”, Facundo Jones Huala.


Activistas encapuchados agredieron a una maestra destruyendo su automóvil y las autoridades presumen que serían también los autores del incendio que el martes 1ro. de agosto destruyó la estación Bruno Thomae del Tren Cordillerano La Trochita, a 26 kilómetros de la localidad de El Maitén.

Jones Huala, que está detenido en la cárcel de Esquel, esperando su extradición a Chile, justificó “la violencia como herramienta de autodefensa y liberación”.