Además solicitó 11 para Aranda Barberá, 10 para Nicolás Seoane y 8 años para el taxita Juan Burgos.

En el marco del juicio que se lleva adelante en Rawson por el hallazgo de 110 kilos de Cocaína en las bodegas de la empresa pesquera Poseidón, hace ya cuatro años, el Fiscal Teodoro Nürnberg solicitó una pena de 11 años para el español Alfredo Aranda Barberá, 10 años para el empresario Omar “Cura” Segundo, como así también para el marplatense Nicolás Seoane y ocho para el taxista Juan Burgos.

El pedido de penas para el español es por transporte de estupefacientes, en tanto que para el madrynense es por almacenamiento. Para Seoane la pena solicitada es similar a la de Segundo. Mientras que Burgos figura como socio de Aranda Barberá.

La causa denominada “Langostino Blanco” investiga el acondicionamiento y traslado del cargamento de estupefacientes desde Mar del Plata a Puerto Madryn y su empaque para posterior exportación a España en la ciudad del golfo.