Cobrarán un mínimo de 93 mil pesos.

Los legisladores nacionales de las dos cámaras del Congreso acordaron un aumento en sus dietas del 10% que comenzará a regir el 1° de marzo hasta el 31 de julio.

El aumento para senadores y diputados y para trabajadores legislativos fue acordado con las autoridades de ambas Cámaras: la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente de Diputados, Emilio Monzó.

El incremento estuvo atado a los resultados de las negociaciones entre los tres gremios legislativos, APL, UPCN Congreso y ATE, y los secretarios administrativos de la Cámara alta, Helio Rebot; y de la Cámara baja, Guillermo Bardón.

Según se informó, la paritaria volverá a abrirse a mediados de julio con la intención de negociar el segundo tramo del aumento que debería cobrarse a partir del primero de agosto.

En Diputados, la dieta de un legislador es de alrededor de $85.000, con lo que subiría a $93.500. A esa suma, en el caso de los diputados del interior del país, se le deben agregar los montos por desarraigo y pasajes.