Tras las reuniones del martes, hubo un compromiso “cumplido a medias”; mientras subsiste la incertidumbre sobre el Transporte Educativo Gratuito.

Docentes de Puerto Pirámides se trasladaron el marte a Rawson para intentar lograr encuentros con autoridades del Gobierno para destrabar la situación ante el TEG. La falta de pago a la firma Mar y Valle, que tiene suspendido el servicio para esta modalidad, hizo que desde la semana pasada los docentes no pudieran asistir a las aulas.

Recordamos que muchos de los docentes residen en Puerto Madryn, distante a 100 kilómetros y el costo del pasaje es 114 pesos por tramo; lo que da 228 pesos por día. A lo que se suma que tienen más de dos horas entre espera y viaje para ir a trabajar y retornar a sus hogares. Cuestión que limita la posibilidad de tomar otras cátedras, como ocurre con docentes que residen y dictan clases en la misma ciudad.

Sin embargo, la solución fue parcial y no en la medida de lo comprometido. Si bien se dijo que se iba “comprar” pasajes para una semana, se pudo saber que solo hay 80 pasajes y que estos alcanzarían hasta el viernes. Sin saber qué pasará la semana próxima.

Qué pasa con los alumnos.

Ante la situación, los alumnos continúan asistiendo; aunque sin la presencia de muchos de los docentes. Por lo cual, el plantel docente y auxiliar que reside en Puerto Pirámides debe repartise las labores para hacer llegar los trabajos que fueron exigidos por el Ministerio de Educación para que “no se pierdan días de clases”.

Lo explica la directora de la Escuela 7710 de Puerto Pirámides, Eugenia Eraso.