POR ROBAR 60 CORDEROS VAN A JUICIO ORAL
Imagen ilustrativa.

Desde Fiscalía Damián Rivas y Ramón Corvalán fueron acusados de “abigeato agravado, privación ilegítima de la libertad y atentado a la autoridad en concurso real”. Se lo acusa de llevarse 60 corderos de un campo la madrugada del 30 de diciembre.

La Policía lo detuvo y pudo recuperar a los animales, que ya estaban faenados. El hecho sucedió la madrugada del 30 de diciembre y ahora puede ir a juicio.

Según la investigación, para lograr su cometido, los autores secuestraron al dueño de una chanchería, al que mantuvieron retenido en su domicilio y cuando la Policía arribó al lugar, uno de ellos se resistió a la detención y se trenzó a golpes con la policía.

La madrugada del 30 de Diciembre de 2015, Damián Rivas y Ramón Corvalán, junto a dos personas no identificadas, sustrajeron del campo “San Andres”, propiedad de la familia Urtazun, a 40 kilómetros de Puerto Madryn, aproximadamente 60 corderos. Alrededor de las 5 horas, trasladaron los animales a bordo de tres camionetas a una chanchería ubicada detrás del asentamiento del Barrio Pujol 2.

El dueño de la chanchería estaba durmiendo y, al escuchar ruidos, intenta salir de la vivienda. Pero cuando comienza abrir la puerta, la cierran desde el exterior con un golpe y le dicen que se quede tranquilos porque sino era “boleta”. Tras estar alrededor de unos 20 minutos sin poder salir de la casa, escuchó “dale, dale, apurate…” y vio que llegaban patrulleros.

Al arribar personal policial a la chanchería, las cuatro personas se dan a la fuga corriendo a campo travieso. Rivas fue interceptado y se resistió a golpes de puño con el policía, hasta que fue reducido y trasladado a la comisaría. En el lugar se secuestraron las camionetas Ford F-350, Chevrolet S-10 y Peugeot Partner, y en el interior había 12 animales; mientras que en un galpón había otros 52 animales faenados.

Rivas está acusado de “abigeato agravado, privación ilegítima de la libertad y atentado a la autoridad agravado”; mientras que sobre Corvalán pesa la acusación de “abigeato agravado en concurso con privación ilegítima de la libertad”. La pena en expectativa, en caso de ser encontrados culpables, es de un mínimo de cuatro años de prisión.

La causa está a cargo del fiscal Jorge Bugueño y la funcionaria Ivana Berazategui. Con la acusación presentada, resta que la Oficina Judicial fije la denominada audiencia preliminar, donde se presentan las pruebas y se decide si el caso va a juicio oral y público.

Un dato a destacar refiere a que la intervención del personal policial permitió recuperar a los animes antes que fueran faenados para ser incorporados al mercado comercial de la ciudad portuaria.

“Una vez realizada la requisa vehicular se logra establecer la existencia de elemento varios, útiles para el corte del alambrado, la faena y manejo de animales, así se logró secuestrar; pinzas, cuchillos, piedra para afilado, alambre dulce, ganchos para colgar carne, sogas, guantes, etc”, indicaron desde la Fiscalía, y agregaron que “de las inspecciones técnicas realizadas en los rodados secuestrados también se pudo extraer la presencia de rastros papilares, siendo 6 aptos para cotejos y dos de los cuales, se corresponden al Sr. Ramón Exequiel Corvalan”.

FUENTE: Prensa Fiscalía