La planta potabilizadora de SERVICOOP en Trelew está trabajando a un 15 por ciento de su capacidad debido al nivel de sedimentos sólidos que trae el Río Chubut. Están probando nuevas fórmulas para acelerar el proceso de sedimentación y recuperar paulatinamente los niveles normales de potabilización.

En este video te mostramos las etapas más importantes del proceso de potabilización, desde la toma de agua en el río, pasando por los distintos sistemas de decantación, tanto químicos como mecánicos, que separan los sedimentos del líquido.

El objetivo es comprender los pasos previos para obtener agua cristalina en la canilla y contribuir al cuidado de este elemento vital para la subsistencia.

El agua como se envía a Madryn (izq.), en el centro el agua una vez separados los sedimentos y el barro que trae desde el río, a la derecha el agua como actualmente llega desde la toma del Río Chubut.

Son tres etapas bien definidas y sumamente complejas: la primera es la toma en el propio río, actualmente de color marrón y con elementos sedimentosos 8 a 10 veces más de lo habitual, lo que dificulta la extracción; luego en la toma hay una primera decantación en piletones ubicados en el edificio de SERVICOOP sobre el Río Chubut, en la zona del Barrio Las Margaritas, de Trelew.

A partir de esta primera decantación, se bombea el agua por un acueducto de 6 kilómetros hasta la planta potabilizadora de la cooperativa sobre RN 3, frete a la estación de servicios en la entrada Norte a Trelew. Cabe agregar que este primer acueducto entre el río y la planta tiene varias décadas y quedó debajo de la ampliación urbana de Trelew, pasando a 1,40 metros de profundidad por patios y terrenos de viviendas, con cámaras de entrada que incluso están dentro de casas particulares.

Decantación en RN 3

Una vez llegada el agua desde la toma del río, en la planta de RN 3 se comienza con los distintos procesos de sedimentación de los elementos sólidos mediante la utilización de productos aglutinantes que van “pegando” las párticulas de arena, arcilla y demás residuos que trae el barro unas con otras, haciéndolas más pesadas y cayendo por el peso al fondo de los piletones donde ese residuo luego de vaciado el líquido debe retirarse continuamente para poder seguir decantando y preparando el agua.

La tercera etapa, todavía en Trelew, consiste en llenar la reserva de 5 mil metros cúbicos, luego bombear con siete bombas por un acueducto, paralelo a la RN 3, el agua ya potabilizada hacia Loma María, que es el punto más alto entre Trelew y Madryn, sobre los terrenos donde también pueden verse las antenas parabólicas de Canal 7, la Televisión Pública Provincial. 

Desde allí, donde también hay tanques de reserva de 5 mil metros cúbicos, el agua comienza a “caer” por efecto de la gravedad, por el acueducto doble paralelo a RN 3, recorriendo en total alrededor de 70 kilómetros para llegar a las reservas de Puerto Madryn.

Luego comienza el proceso de distribución a través de las redes troncales de toda la ciudad para llegar a todos los sectores abastecidos con agua de red.