El Prefecto Mayor Rodolfo González, Jefe del Destacamento en Puerto Madryn, confirmó que a un mes del naufragio, prosigue la búsqueda de los siete tripulantes aún desaparecidos.

El pesquero naufragó el 17 de junio pasado en la entrada al Golfo Nuevo, cuando regresaba a puerto con las bodegas cargadas, en medio de un temporal de viento y lluvia.

El Buque de Salvamento Tango, de Prefectura, localizó la embarcación a 53 metros de profundidad.

Con mini robots submarinos realizan filmaciones en el casco hundido para que la investigación judicial, a cargo del Juzgado Federal nº 2 de Rawson bajo la dirección del Dr. Gustavo Lleral, determina las causas del hundimiento.

Desde los primeros minutos familiares de los tripulantes advirtieron sobre las condiciones de navegabilidad del barco y la falta de controles desde Prefectura, lo que desmintió el prefecto Gustavo Campanini desde Mar del Plata.

Todavía quedan siete tripulantes desaparecidos, entre ellos el vecino madrynense José Omar Arias.