En la mañana del miércoles se realizó una reunión en el auditorio de la Escuela Politécnica entre directivos, funcionarios de Educación provincial, alumnos, padres y docentes debatiendo la calidad educativa de la institución.

Entre los presentes estuvo el docente exonerado Pablo Dhorta aunque “en calidad de padre” dijo a la prensa.

Planteó que su remoción sería más porque buscó mejorar la calidad educativa del establecimiento desde su ingreso que por su condena por el intento de robo al cajero de Pirámides en 2011.

 

 

Dhorta estaba al frente del taller que imprimió una mano ortopédica con una máquina 3D.

Fue entregada a principios de octubre en un acto donde los alumnos pidieron públicamente la reincorporación del docente

Agregó que su situación seguirá en la instancia judicial ya que hay diferencias en la interpretación del estatuto docente respecto a los antecedentes penales de los ingresantes a la docencia.

 

 

Recordemos que Pablo Dhorta, era policía cuando participó del intento de robo, recibió una condena a dos años y seis meses de prisión en suspenso en primera instancia pero luego fue revocada la condena en instancias superiores al cambiar la carátula a “delito imposible”.

Fue revisada por el Superior Tribunal de Justicia que ratificó las condenas del primer juicio aunque por el tiempo que pasó se les computó la pena y finalmente quedaron libres.