El fuego se descontroló en la noche del viernes provocando la explosión de las garrafas del sector de cocina. La chapa del casco a babor tiene una abertura de alrededor de 10 metros derretido por el calor contínuo durante las últimas 48 horas. Las pérdidas son totales y hay temor por el daño ecológico.

El buque continúa escorado a estribor (a su derecha) y apoyado sobre el muelle. En la tarde del viernes se buscó achicar la carga de líquidos para que el barco recuperara su posición vertical. Según testigos directos del operativo, el calor era tan intenso que derretía las mangueras.

El hipotético hundimiento en el sitio 4 del Muelle Storni afectaría la operatividad del sector destinado a la descarga de buques pesqueros, representando un grave perjuicio para la operatividad del puerto de Madryn.

El sitio 4 que se encuentra sobre el viaducto, está destinado a la operación de los buques pesqueros que capturan langostino, calamar y los merluceros chicos.

A lo señalado debe agregarse que el sitio 2 esta o deberá ser anulado operativamente por las obras de reparación que se han licitado para realizar en el muelle Storni.

En caso de hundimiento, habría que realizar una operación de muy alto costo para reflotar el pesquero Urabain.

En Madryn habría una empresa que mediante un sistema conocido como de burbujas, podría realizar este trabajo.

Al momento del inicio del fuego en el sector de bodegas, el jueves alrededor de las 14:30, el buque pesquero de 79 metros de eslora, estaba terminando de cargar víveres para zarpar.

A bordo ya había 50 mil kilos de cajas de cartón y otro tanto de plásticos para empacar las 800 toneladas de pescado, la capacidad total de captura y carga del Urabain.

Además tiene alrededor de 100 mil litros de combustible en sus tanques y hay incertidumbre sobre qué podría pasar de continuar el fuego.