No obstante, y según lo informado oficialmente por el Prefecto Rodolfo González, Jefe de Prefectura Madryn a LU17, el apagado total puede tardar varios días debido a la cantidad de elementos combustibles en el interior del buque.

Alrededor del mediodía del sábado las tareas de enfriamiento y combate de las llamas dieron sus frutos y se lograron apagar los focos dentro del casco. Lo que resta será la “guardia de cenizas”, esperando remover las toneladas de cartón quemado en las bodegas, para continuar con las tareas de enfriamiento total.

No se descarta que las llamas puedan reavivarse aunque el ámbito de ataque está delimitado y controlado.

La empresa Lanchas del Sur extendió por precaución una barrera de contención alrededor del buque para evitar cualquier derrame de líquidos que pueda producirse.

GALERÍA DE IMÁGENES.