La empresa de tejos de aluminio despediría a 21 trabajadores. Al mediodía del lunes, y con la llegada de los primeros telegramas, la Secretaría de Trabajo, dictó la conciliación obligatoria buscando retrotaer los despidos.

Según contó a la 17 la delegada en Madryn de la Secretaría de Trabajo, Marcela Curache, las negociaciones iban encaminadas y la recomposición salarial alcanzaba al 47 por ciento entre distintos items.

Una recomposición salarial del 22 por ciento sobre el básico y además un pedido del gremio de $10 mil, por cada trabajador, lo que llevaba los sueldos más bajos a casi $40 mil.

Por su parte el empresa EXAL Madryn publicó a través de un comunicado de prensa, su posición en el conflicto:

“Ante las medidas de fuerza iniciadas por afiliados de la Unión Obrera Metalúrgica el pasado 8 de agosto, hace más de un mes que Exal Madryn junto con la Secretaría de Trabajo inició un diálogo con los trabajadores para encontrar una solución que contemple una mejora salarial para sus empleados y el normal funcionamiento de la fábrica con el foco puesto en la productividad y el trabajo en un entorno de paz.
Con ese objetivo la empresa ofreció una mejora salarial que no fue aceptada por el gremio. La oferta rechazada representa un 50% de aumento sobre el básico de convenio correspondiente a un Oficial UOM, contemplando la remuneración variable propuesta, sumada a las paritarias del corriente año y sin mencionar que el trabajador de Exal Madryn tiene adicionales otorgados en su salario mensual sobre el básico de Oficial.
Lamentablemente las reiteradas medidas de fuerza decididas por los trabajadores y apoyadas por la delegación local de la UOM que detuvieron la producción, sumadas a la baja productividad que la empresa sufrió durante el mes de agosto en el contexto de la disputa gremial, provocaron la pérdida absoluta de confianza en la producción de nuestra planta.
Ante la enorme contingencia que representa el incumplimiento de los contratos de abastecimiento de envases y sin poder asegurar la entrega de tejos de aluminio, tanto la planta de Brasil como de Argentina comenzaron a comprar material a otros proveedores del exterior y locales.
En relación directa con el desabastecimiento que ocasionó la fábrica de tejos de Puerto Madryn, por decisión del grupo Exal nuestra planta se ve obligada a reducir su producción y consecuentemente la cantidad de trabajadores empleados por tiempo indeterminado.”