Es por la falta de convocatoria a paritarias provinciales.

Los trabajadores de la salud del Hospital Andrés Ísola comenzaron hace dos semanas con un plan de lucha, con retención de servicios de dos horas que va de 10 a 12.

En el mes de marzo deberían haber iniciado las paritarias para la administración pública provincial y aún no hubo convocatoria para muchos de los sectores.

Los trabajadores se encuentran en estado de alerta permanente y con retención de servicios de 10 a 12 horas. Este viernes harán una asamblea donde podrían resolver endurecer el plan de lucha.

“No recibimos noticia de una fecha o una respuesta al pedido del inicio de paritarias”, comentó Julio Belascuen, secretario Adjunto de la seccional Madryn de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).