GASTRE: DENUNCIAN APREMIOS ILEGALES DE LA POLICÍA
Omar Cayupán y Nélson Cáceres denunciaron apremios ilegales de la policía.

Paulo Nélson Cáceres, vice jefe comunal de Gastre y Gabriel Omar Cayupán dieron su versión sobre el episodio del que fueron víctimas en la madrugada del último jueves en Gastre. Fueron imputados por resistencia a la autoridad en un supuesto operativo de control pero su versión es opuesta a la oficial. No sería el único caso en la localidad y en el que participa el mismo policía. Sienten impotencia y miedo.

Según contaron a LU17.com todo comenzó cuando volvían alrededor de la 1:30 al pueblo luego de una cena en un campo vecino. Fueron interceptados por un móvil policial conducido por el agente Manuel Pailacura dentro de un terreno propiedad de Cayupán y que comparte con sus padres. Dicen desconocer los motivos por los que el agente los increpaba aunque Cáceres, como autoridad comunal infiere que puede ser por que como autoridad del pueblo ha recibido varias denuncias sobre golpizas o actitudes ilegales del agente.

Tanto Cáceres como Cayupán coinciden en que el agente Pailacura tendría varios episodios similares con vecinos del pueblo y que incluso hay denuncias presentadas.

Además lo han filmado en situaciones donde demuestra prepotencia increpando y en algunos casos insultándolos. (Ver videos al pie de la nota)

Respecto al episodio del jueves Cáceres y Cayupán cuentan que el agente incluso llegó a sacar el arma reglamentaria amenazándolos, deja la camioneta en el lugar y se dirige a pié hasta la comisaria regresando con dos efectivos más.

El vice jefe comunal recibe un golpe en la cabeza que lo desmaya en tanto que a Cayupán comienzan a golpearlo ante sus padres y su esposa que habían salido a defenderlos. 20161002_123602

Cayupán tuvo una herida cortante en su cabeza que le demandó 11 puntos de sutura además de hematomas en el cuerpo por los golpes recibidos.  20161002_123704

Cáceres es subido al móvil policial desmayado en tanto que la propia esposa de Cayupán lleva a su marido al Hospital por la hemorragia en la cabeza. En ese momento llegan los policías con Cáceres para hacerlo atender y aes allí donde se encuentran con Cayupán y lo acusan de haberse fugado. La esposa y el propio herido responden que habían ido sólos por que lo habían dejado tirado ensangrentado.

El episodio no termina allí ya que son llevados a la comisaría de Gan Gan y alojados en el calabozo de la comisaría donde según relataron a LU17.com son golpeados nuevamente.

Cáceres cuenta que en un momento uno de los efectivos, chofer del jefe de la comisaría de Gan Gan le pregunta si era el vice jefe comunal de Gastre y lo saca de allí, lo lleva a un lugar contiguo y esposándolo con las manos en la nuca lo golpea diciéndole que se calle y no cuenta nada por que iba a terminar desaparecido “como Pino”, recordándole lo que pasó con un vecino de Gan Gan desaparecido desde 2010.

Luego de esta golpiza lo llevan al calabozo donde se encontraba Cayupán y es en ese momento que los rocían con gas pimienta.

Más tarde son llevados a la comisaría de Telsen donde pasan la noche para salir muy temprano a Madryn donde se los aloja en los calabozos de Tribunales imputándolos en la audiencia de control de detención por atentado contra la autoridad y conducir en estado de ebriedad.

Fueron liberados pero sin celular ni dinero. Cáceres recordaba el teléfono de su madre en Gastre por lo que la llama para explicar lo sucedido y logrando que uno de los funcionarios de la comuna los venga a buscar.

Videos de los vecinos de Gastre sobre las actitudes del agente cuestionado.