A través de un comunicado difundido el último domingo por las redes sociales, la Lista Roja reclama respuestas que no fueron contestadas en la asamblea del sábado. Advierten que sus delegados no fueron escuchados y el Consejo de Administración no respondió las preguntas elevadas antes de la asamblea, a la que calificaron de “bochornosa”.

Este es el comunicado publicado por la Lista Roja:
“Asamblea de Servicoop, ni debate ni transparencia

Mucho esfuerzo hicieron los vecinos para que se entendiera la necesidad de transparentar SERVICOOP.

La Asamblea del día sábado demostró que el Consejo de Administración no tiene interés que ello ocurra.
Los 27 Delegados de la LISTA ROJA estudiaron en profundidad la Memoria y Balance, presentado pocos días antes, y ofrecieron una propuesta de Consejeros para gestionar y controlar; pero sobre todo plantearon la Asamblea como un espacio de debate y transparencia. La mayoría, el oficialismo del Intendente, lo impidió.
Contaban con los votos suficientes para ganar todos los cargos, lo que nadie podía suponer era que negarán cualquier tipo de participación. Prohibieron la entrada de socios a la Asamblea, situación contraria al Estatuto, y negaron que algún delegado de la LISTA ROJA firme el acta o controle las credenciales de los delegados.
No se ponía allí en juego ningún espacio de poder, solo el control mínimo que exige cualquier institución democrática.
Cuando se pasó a tratar el orden del día sucedió lo mismo. La LISTA ROJA había entregado al Consejo de Administración 56 preguntas sobre los puntos a tratar. Nunca fueron contestados; ni antes, ni durante la Asamblea.
Se intentó reiterar las preguntas pidiendo la palabra, hecho que fue impedido y se votó sin debate alguno. Incluso, cuando se pidió un cuarto intermedio para aclarar los datos solicitados y poder votar el Balance, la postura fue aprobarlo en el momento con la mayoría oficialista, e informar que algún día contestarán las dudas.
Si es preocupante negar participación a los asociados, o impedir la palabra a quienes los representan; peor es que se haga para esconder la DESTRUCCIÓN DE LA COOPERATIVA.
Las 56 preguntas están publicadas en el Facebook de la LISTA ROJA, pero podemos resumir los interrogantes que no se contestaron en 5 puntos:
¿Por qué SERVICOOP no brinda Internet si invirtió dinero en el sistema y lo utilizan otras empresas privadas?
¿Por qué aumentan las pérdidas de la Cooperativa si los ingresos por tarifas crecieron más que los salarios de los empleados? Perdida en 2015: 12 millones. Pérdida en 2016: 24 millones.
¿Por qué sigue teniendo pérdidas la Cooperativa si la venta de servicios da ganancias y las deudas con CAMESSA y AFIP los asociados las pagan aparte en cada factura?
¿Por qué no quieren decir cuánto ganan los Consejeros y solo informan que el Presidente cobra “más o menos 75.000 o 76.000 pesos por mes”?
¿Por qué aprobaron un servicio de cremación que no sabemos cuanto le va a costar a SERVICOOP, quién va a dar el servicio y que negocios privados tiene asociados?
La Asamblea, como las elecciones o la administración de SERVICOOP, sigue careciendo de legitimidad ante la comunidad. Pueden aprobar un balance y cerrar legalmente los números, pero nada queda en claro.
Después de impedir el control de las listas opositoras, de armar una elección con mesas que desalentaban la votación y de prometer control a la minoría sin cumplir; creyeron que el proceso se terminaba con esta ASAMBLEA BOCHORNOSA.
Tal vez el Intendente consideró que ofreciendo un lugar, que ya le correspondía a la ciudadanía, iba a impedir que la LISTA ROJA no preguntara sobre las cuentas de SERVICOOP o que le diera apoyo al último TARIFAZO.
Malas noticias para el oficialismo. Los Delegados de la LISTA ROJA seguirán preguntando. Seguirán exigiendo la apertura de todos los números de SERVICOOP. Seguirán yendo a los barrios a recopilar las inquietudes de los vecinos. Seguirán exigiendo que el Municipio controle a su concesionario.
Esta Asamblea debe ser el principio del fin de una forma de administrar la empresa social de todos los Madrynenses. Debemos volver AL COOPERATIVISMO EN SERVICOOP para que los servicios públicos beneficien a los vecinos, y para ello nada mejor que el control en manos de la comunidad.”