Una familia madrynense viajó a Chad, África, con parte de una organización que recauda fondos con distintos eventos, para salvar a varios niños de la prostitución y brindarles educación.

En los último días un golpe militar derrumbó varios la iglesia de las Asambleas de Dios, que estaba al lado del centro de aprendizaje. Era una iglesia de aproximadamente 60 miembros.