Exceso de emisiones de contaminantes e insuficientes controles contra la polución, son los principales problemas que muestran las empresas orientales.

Según reportó la prensa estatal china, más del 70 por ciento de las empresas que pasaron por controles ambientales de las autoridades chinas, no cumplieron con los estándares requeridos. La mayoría de las instalaciones presentaron exceso de emisiones contaminantes y falta de equipos para controlar la polución.

De las 19.692 empresas inspeccionadas durante dos meses en 28 ciudades, entre ellas Pekín, 13.785 o sea el 70,6 % del total, violaban los estándares de emisiones contaminantes y contaban con insuficiente de equipamiento para controlar la polución, según informo la agencia oficial de noticias Xinhua.