Los turistas que visitan Pirámides y se embarcan para ver de cerca las ballenas no dejan de sorprenderse por el contacto cercano que establecen con los mamíferos.

Así lo demuestran estas imágenes compartidas por Miguel Bottazzi.