La Secretaria de Turismo madrynense, Licenciada Mariela Blanco, además presidente el Ente Mixto de Turismo de la ciudad, confirmó que el viernes se firmaría el convenio para la administración de la reserva de lobos.

Desde hace varios meses no se cobra entrada debido a falta de personal administrativo dependiente de Áreas Protegidas de Provincia. 

Hay cuatro guardafaunas provinciales en turnos rotativos de dos en dos, con la colaboración de pasantes de la carrera, que se encargan de recibir a los visitantes y explicarles sobre la flora y fauna del lugar.

El acuerdo entre el Ministerio de Turismo del Chubut y el ente que engloba al Municipio y prestadores turísticos legalizados será similar al firmado con el ente de turismo de Trelew para la administración de la reserva de pingüinos de Punta Tombo.

 

Actualmente se mantienen en funcionamiento la casa principal del guardafaunas y los baños públicos. El Centro de Interpretación está abandonado y se usa cómo depósito.
Hay deterioro de la mampostería en general.

Por otra parte el comportamiento de los lobos, que cambian su ubicación según el clima, hace necesario abrir otros senderos alternativos al actual mirador para poder observarlos, ya que continuamente están en movimiento entre colonias.

La Lobería de Punta Loma fue a primera área natural protegida de la provincia del Chubut, creada en 1967. Está a 17 kilómetros al Sur de Puerto Madryn.

El Área Natural Protegida Punta Loma comprende alrededor de 1000 hectáreas, entre el final de Playa Paraná y Cerro Avanzado. La zona es rica en cuanto a la variedad de fauna terrestre, marina y aérea.

En la misma colonia de lobos se pueden ver cormoranes y otras aves. Además se han visto zorros salvajes, gatos monteses, y reptiles de diversos tipos. Entre la vegetación hay variedad de plantas propias de la estepa patagónica y con propiedades medicinales muy efectivas que los pueblos originarios ya usaban como medicinas, teñido de prendas y cultos ceremoniales.