“Con algunas nubes y poco viento, siempre es agradable pasear por la rambla de Puerto Madryn”, cuenta Federico vía WhatsApp.