El Gobernador Mariano Arcioni prestó juramento por “Dios, la Patria y los Santos Evangelios y la Memoria de mis Padres” al asumir una nueva gestión guiando los destinos chubutenses con el también electo Vicegobernador Ricardo Sastre, en Sesión Especial de la Legislatura que ahora preside Sastre.

Posteriormente, Arcioni dirigió un mensaje político donde convocó al diálogo de todos los sectores para la recuperación chubutense como así también aludió al compromiso de trabajar con responsabilidad y transparencia desde el Estado provincial.

Por un verdadero federalismo

Tras aludir a la crisis socioeconómica que padece el país al concluir el gobierno macrista, alentó positivas esperanzas en la nueva gestión del Presidente Alberto Fernández a través de un respaldo desde Chubut, al tiempo que el mandatario provincial abogó por un verdadero federalismo a través de políticas que favorezcan las producciones regionales y en especial la revaloración de recursos patagónicos.

Nutrida concurrencia de militantes y adherentes al gobierno aplaudieron distintas expresiones del mandatario, agradeciendo Arcioni la presencia de representantes de sectores empresariales, sindicales, instituciones, jefes municipales de diversas poblaciones chubutenses como también fuerzas armadas y de seguridad, lamentando la ausencia de seres queridos que hubiera querido estar en este importante acto institucional.

Convocatoria al diálogo

“El respeto por la palabra y al ciudadano, la lealtad y el esfuerzo permanente” son valores humanos que resignificó el mandatario tras reiterar su convocatoria al diálogo fecundo y dejar atrás actitudes disociativas que a nada conducen ante estos tiempos de desafíos que tiene la provincia y el país.

Consideró que “llegó la hora de que Chubut se integre en un verdadero federalismo y reconocimiento a los aportes de recursos de la provincia al desarrollo nacional”.

Tras referirse a la asunción de “mi querido amigo y compañero Ricardo Sastre”, manifestó que “Chubut vivió en carne propia un federalismo irreal” ejemplificado en injusto reparto de recursos, por lo que destacó que con la nueva gestión nacional surge la oportunidad de ser escuchados.

Aires de esperanza

“Con el nuevo gobierno nacional, que trae consigo aires de esperanzas”, el mandatario provincial alentó expectativas de favorecer la radicación e inversión privada en Chubut.

“La generación de un gran acuerdo a partir de una mesa donde confluyan todos los sectores y mediante el diálogo constructivo”, fue una aplaudida expresión política de Arcioni para lograr el despegue chubutense, por lo que abogó que Chubut se convierta en “verdadera tierra de oportunidades y motor productivo” en la región patagónica.

“No podemos permitirnos que Chubut sea noticia por el conflicto permanente, que la imagen que nos representa sea el fuego destruyendo instituciones, y la palabra “lucha” y “reclamo” sean legado para nuestros hijos, en lugar de “aprender” y “educar”

Un modelo integrado

“Señores empresarios, amigos de todos los sindicatos, los convoco mañana mismo a sentarnos en una mesa y generar un gran acuerdo de desarrollo, producción y generación de trabajo para poner a Chubut de pie y ser verdadero motor productivo para todo el país”

“Defenderemos un modelo integrado, dejando de lado el modelo extractivo para pasar a un proyecto productivo, inclusivo, que ponga en movimiento la cadena de valor para darle verdaderas oportunidades a todas las empresas de nuestra Provincia.”

La gestión publica es la llave

“Un pueblo que no progresa, no es libre de crear su destino. Chubut ha sentido en carne propia las políticas de un federalismo irreal. Si estando solos tuvimos la fortaleza para seguir avanzando, más lo haremos ahora, que podemos ser valorados.”

“La gestión pública debe ser la llave que permita el bienestar del pueblo y el desarrollo de la provincia. Todos los funcionarios de este gobierno deben comprometer su mandato al verdadero servicio de los chubutenses.”