Por su parte la Cámara de la Construcción agradeció que la entidad siempre brinda asistencia pagando adelanto de certificados. 

Las autoridades del Banco del Chubut y de la Cámara Provincial de la Construcción se reunieron este mediodía y desmintieron los rumores acerca de cambios en las políticas financieras hacia el rubro de la construcción. El Banco del Chubut garantizó la continuidad de los anticipos de certificación de obra y la Cámara, por su parte, afirmó que siempre logran financiamiento del Banco provincial cuando los pagos de Nación se atrasan.

Al finalizar el encuentro realizaron una conferencia de prensa de manera conjunta, donde el titular del Banco descartó tajantemente ningún cambio en las políticas financieras de asistencia al rubro de la construcción, desmintiendo los rumores publicados que indicaban la suspensión de los descuentos de certificados de obra.

“La idea de esta reunión es descartarlo, ratificar que todo sigue igual y que la línea sigue existiendo” remarcó el Presidente del Banco del Chubut, Julio Ramírez.

Además, el titular de la entidad crediticia explicó que la modalidad consiste en que el Banco abone anticipos de fondos de las promesas de pago de aquellas obras públicas que realizan las empresas. “Cuando las empresas certifican una obra de una entidad, esa entidad que les adjudicó la obra les aprueba el certificado pero además les da lo que se denomina “una copia negociable”, que es una herramienta o garantía para poder conseguir un anticipo de fondos”.

“La entidad luego transfiere el pago y nosotros recuperamos el dinero, pero mientras tanto la empresa tiene los fondos de ese anticipo para moverse, con un costo de interés de tasas más bajas que las del mercado” explicó Ramírez.

Según subrayó el presidente del Banco, esta herramienta es habitualmente utilizada por muchas empresas constructoras para hacer frente al pago de las obligaciones, por lo que el rumor de su suspensión generó inmediata preocupación.

Al respecto Ramírez fue categórico al negar la posibilidad de eliminar el beneficio: “no sabemos quién fue que dijo que no lo hacíamos más,  pero mintieron alevosamente porque esta política sigue existiendo” remarcó.

Tranquilidad de la Cámara 

Por su parte el Presidente de la Cámara, Patricio Musante, explicó que la herramienta financiera es sumamente importante en el marco del retraso de los pagos que viene presentando la Secretaría de Vivienda de Nación.

Según informó, el organismo nacional tiene un atraso con el IPV que es quien le paga a las empresas constructoras después de rendir los certificados en nación.

“En todos los barrios de viviendas que se construyen existe una relación que debería ser 70% de Nación y 30% de la provincia. Pero con la demora de los pagos certificados por parte de la Secretaría de Vivienda de Nación, la provincia viene haciendo frente a esta demora y esa relación 70-30 se fue convirtiendo en un 50 de Nación y 50 de provincia” detalló el representante.