El ex diputado provincial por la UCR y hasta el año pasado presidente de la Federación Empresaria del Chubut (FECh) planteó la necesidad de generar un organismo integrado por profesionales que hoy trabajan en el Estado para “definir una política de Estado transversal que se ponga a definir la provincia del futuro”.

Como uno de los legisladores que votó la Ley 5.001 en 2003, plantea además una autocrítica y observa que en Chubut hay unas 120 canteras de áridos que funcionan a cielo abierto. Por eso define a esa ley como “una medida cautelar”, e indica que es necesario discutir aspectos económicos y ambientales antes de avanzar con la minería metalífera.

Lorenzo recordó que en 2009 el desarrollo minero en la Meseta fue planteado en el diálogo político convocado por el entonces gobernador Mario Das Neves.

Lorenzo especificó que «hay que convocar a los profesionales que están dentro del Estado, e incluso a quienes desde otros organismos puedan trabajar. Hay que definir a alguien que empiece a pensar en los presupuestos plurianuales, en las inversiones, en las obras de infraestructura. Eso lo debe hacer un organismo que se ponga a definir la provincia del futuro como una política de Estado transversal también a todos los partidos políticos».

Ante la posibilidad de incluir en ese escenario a la actividad minera en la Meseta, adelantó que «la gente se ha puesto por el sí o por el no, y no se discuten temas centrales.

Hoy la minería en Chubut existe. Existe una minería no metalífera que es impresionante. Tenemos 120 canteras de áridos funcionando en la provincia. Si uno va a la Dirección General de Minas se va a encontrar con que hay más de 500 denuncias de descubrimientos de minerales no metalíferos como el caolín, la arcilla, la baritina. Incluso haciendo autocrítica, porque yo voté la Ley 5.001, lo incoherente del tema es que todas estas actividades se están realizando, y es minería a cielo abierto».

«Si uno pasa por las canteras de las arenas silíceas, es minería a cielo abierto. Entonces pareciera ridículo que haya centenares de actividades mineras a cielo abierto y se prohíba la metalífera».

«Sí hay que analizar el uso del cianuro -aclaró-. Creo que ahí está el eje de la discusión. La gente no confía en que el Estado pueda controlar. Mi partido, por ejemplo, no dice que está en contra, sino que no están dadas las condiciones económicas y ambientales. Es real y son las cosas que se deberán cambiar. Pero obviamente la minería en Chubut existe. Hay una actividad minera extraordinaria en la provincia. Entonces a la actividad minera metalífera habrá que verla. Y, si están dadas las condiciones en cuanto a lo ambiental, habrá que discutirlo. Porque es parte del desarrollo económico en el mundo. Habrá que ver qué cosas se pueden hacer y cuáles no», planteó.

Fuente: Adnsur.com.ar