Devora Flores Sahagún

“Los datos que tenemos son realmente alentadores respecto al trabajo efectuado durante los últimos años, ya que no sólo logramos reducir la tasa de mortalidad de los recién nacidos, sino que pudimos también disminuir significativamente los índices de embarazo adolescente en Chubut”, indicó la directora provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Devora Flores Sahagún.

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Fabián Puratich, a través de la Dirección Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, destacó que se redujo en más de un 50% la tasa de mortalidad de los recién nacidos prematuros en la provincia entre los años 2009 y 2019. La alentadora estadística se dio a conocer este viernes, en el marco de la conmemoración de la “Semana de la Prematurez”, que se celebra del 16 al 20 de noviembre de cada año.

Prematurez

Consultada al respecto, la directora provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Devora Flores Sahagún, explicó que “el concepto de prematurez hace referencia a todos aquellos partos ocurridos antes de la semana 37 de gestación”, señalando además que “se trata de una situación compleja con múltiples determinantes, que necesita por lo tanto un abordaje integral mediante el cual se privilegie la protección del recién nacido a través de la noción de corresponsabilidad”.

Estadísticas alentadoras

Asimismo, la referente provincial detalló que “en la actualidad, los datos que tenemos son realmente alentadores respecto al trabajo efectuado durante los últimos años, ya que no sólo logramos reducir la tasa de mortalidad de los recién nacidos, sino que pudimos también disminuir significativamente los índices de embarazo adolescente en el territorio chubutense”.

Objetivos futuros

Además, Flores Sahagún explicó que “nuestra meta, ahora, es reducir también los índices de morbilidad, bajando la tasa de nacimientos prematuros y logrando que éstos se produzcan en semanas más avanzadas, porque sabemos que la prematurez es la principal causa de mortalidad infantil y de discapacidad”.

“Para lograrlo, es muy importante el trabajo coordinado desde el primer nivel de atención sanitaria”, sostuvo, destacando que “en el equipo de salud ministerial entendemos que resulta necesario trabajar con la salud de la mujer con una perspectiva abarcadora, generando por lo tanto políticas sanitarias más integrales, y diferenciándolas por curso de vida”.

En tal sentido, la directora provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia concluyó resaltando que “si cuidamos el buen nacer, tendremos un buen vivir”.