PROMULGARON ORDENANZA DE CIERRE COMERCIAL PARA 24 Y 31
El 24 y 31 los empleados trabajan hasta las 14. Los dueños pueden atender sus locales más tarde.

La pandemia trajo aparejada la crisis, producto del cierre de comercios o apertura parcial en atención al público, según el rubro; a lo que se suma la falta de circulación de efectivo y pago con tarjetas de crédito, en medio del derrumbe de la actividad comercial. Familias tampoco pueden afrontar el pago de alquileres de viviendas, privados de sus ingresos parciales o totales, y la economía se resiente.

El pago de alquileres de locales es una de las principales preocupaciones de comerciantes que se ven impedidos de cumplir en tiempo y forma, y en muchos casos, apenas alcanzan a abonar parcialmente la suma mensual, mientras otros, se ven obligados cerrar sus puertas definitivamente.

En diálogo con LU17, Walter Kobak Presidente del Colegio de Martilleros de Puerto Madryn, se refirió al tema y señaló que en Chubut solo el 48% de inquilinos de locales pudieron abonar su alquiler en tiempo y forma; en tanto, un 15% realizó un pago parcial; un 34% no pagó; y el 3% decidió “bajar las persianas” y devolvió las llaves.

Los datos recientes surgen de la Encuesta realizada por la FIRA Federación Inmobiliaria de la República Argentina, que reporta datos a nivel nacional y provincial. De esto se desprende que «en la provincia la situación del comercio es muy delicada” dijo Kobak.

A nivel nacional se reportan porcentajes aún más elevados, especialmente en aquellos que devolvieron las llaves, alcanzando a un 5%.

En referencia a viviendas, Kobak señaló que, los números son distintos, aunque igualmente preocupantes. De ellos, el 81% pagó el total del alquiler; el 10% incumplió; el 9% pagó parcialmente.

El Presidente del Colegio de Martilleros recordó que existe, desde el momento de establecida la cuarentena, el Decreto N°320/20 que obliga a los propietarios a aceptar pagos parciales y el no aumento de alquileres hasta después del 30 de septiembre, momento en que Nación volverá a evaluar la situación.

“Mayo fue peor que abril, y evidentemente todo este arrastre ha causado un deterioro tremendo en los comercios y se ve reflejado en el pago de los alquileres” lamentó.

Consultado por queja de comerciantes que se enfrentan a inmobiliarias que endurecen su posición a la hora de cobrar alquileres, Kobak indicó que el Martillero es solo un intermediario entre el locador y locatario, por lo que dichas decisiones dependen del propietario.

“Nosotros somos de la idea de tratar de llegar a un acuerdo, conociendo a ambas partes y sabiendo las necesidades que se tienen, y que puedan seguir ocupando el local y salir adelante”.