La empresa neuquina tiene a su cargo varias obras en toda la Patagonia, entre ellas la Autovía Madryn- Trelew además de un tramo de la RN 25 en la zona de Las Plumas.

En los últimos días de 2019 abandonó todas las obras advirtiendo que las dejaría inconclusa por las deudas de Vialidad.

En la última semana hubo reuniones en Buenos Aires con distintos funcionarios de Chubut, Neuquén y Río Negro.

La conclusión fue que el organismo vial nacional, pagaría parte de la deuda por certificaciones atrasadas, para evitar que la empresa las abandone.

Si se llega a ese punto, nuevamente debería llamarse a licitación, evaluar las propuestas, seleccionar la adecuada y luego concesionar, lo que implicaría otro año más de retraso en la culminación.

En tanto en Madryn, el último viernes se oficializó el despido de alrededor de 30 trabajadores y a partir de la llegada de los telegramas de despidos.