Foto gentileza diario Jornada

Hoy se realiza la última sesión ordinaria del año en la que el nuevo Concejo Deliberante de Trelew definirá si aprueba el convenio de la Central de Cargas. El oficialismo necesita una mayoría especial de siete votos para sacar las tres ordenanzas, y la oposición hasta ayer tenía muchas dudas de aportarles el voto que falta.

La obra le interesa a Bahía Blanca

La edil de Chubut al Frente, Lorena Alcalá, en diálogo con «El Quinto Poder», por LU17, planteó que la obra de la Central de Cargas podría llevársela Bahía Blanca, si los concejales no dan una muestra de confianza a los inversores ratificando el convenio, que prevé el traspaso de tierras municipales al privado en la medida en que vayan avanzando con las cuatro etapas de la obra.

 

«Bahía Blanca está muy interesada en llevar adelante este proyecto, y necesitamos por favor el acompañamiento de los concejales, que comprendan la magnitud de esta inversión, porque va a ser incentivo para que vengan otros inversores. Es una obra muy importante, pasan más de 2.000 camiones, es el golpe económico que necesita y el empuje de Trelew», dijo Alcalá.

Ricardo Sastre pidió sentido común

El vicegobernador Ricardo Sastre le pidió a los concejales de Trelew que aprueben hoy el convenio que firmó Maderna con un inversor privado para desarrollar la Central de Cargas que generará cientos de empleos directos e indirectos.

«No puede estar discutiendo un Concejo Deliberante si aprueban o no aprueban una Central de Cargas. Hay que tener sentido común, la gente nos vota para que les demos respuestas. El proceso electoral terminó, el 10 de diciembre asumieron, ahora hay que generar laburo, no hay otra cosa», planteó Sastre.

«No hay excusa que valga»

Para el vicegobernador no hay excusa que valga para que en la sesión de hoy no salga aprobada la Central de Cargas.

El intendente Adrián Maderna había alertado el martes que si la Central de Cargas no sale aprobada hoy, no comenzará en febrero la obra monumental que generará en su primera etapa más de un centenar de empleos directos para los trabajadores de la construcción.