Es muy probable que la suspensión de la asistencia de alumnos a clases presenciales ante la pandemia del Coronavirus se extienda por los meses de abril, mayo y junio, e incluso pueda abarcar también al mes de julio, según afirmó el ministro de Educación del Chubut, Andrés Meiszner.

El funcionario chubutense dijo que esto es seriamente analizado por estas horas dentro del Consejo Federal de Educación que integran las 24 provincias y que es coordinado por el Ministerio de Educación de la Nación.

Por esa razón, dijo que se trabaja contra reloj para poner en marcha cuanto antes la implementación de las llamadas «aulas virtuales», a través de una aplicación que permitirá que los alumnos aprendan contenidos y realicen ejercicios y exámenes desde sus casas. Este nuevo sistema, que se está aplicando en buena parte del mundo a causa de la pandemia y al que ya adhirieron el 80 % de las escuelas en Chubut, se está evaluando de manera piloto por estas horas, y no se descarta que pueda llegar a ser obligatorio, para evitar que ante la falta de contenidos y días de clases, todos los alumnos deban repetir el año, o en todo caso, ser promovidos sin tener los conocimientos mínimos.

Meiszner indicó que «tenemos un esquema de seguramente entre 90 y 120 días de no concurrencia a clases, es la expectativa del Consejo Federal y por eso casi todas las provincias están trabajando fuertemente hacia la virtualidad».

Explicó el ministro que «estamos esperando la resolución del Consejo Federal y del Ministerio de trabajar de manera virtual y a partir de allí vamos a poner en vigencia la obligatoriedad de las aulas virtuales, hasta que el consejo vuelva a autorizar la presencia física de los alumnos en las escuelas».