Vaca Muerta

Vaca Muerta está en condiciones de exportar gas. Para que esto se lograra fueron clave los subsidios del Estado nacional para mejorar el precio del gas en boca de pozo.

Entre 2014 y 2019 las petroleras, entre ellas Vaca Muerta, recibieron fondos estatales por 6.900 millones de dólares.

Según declaraciones de Carlos Ormachea, CEO de Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint, todo proyecto de gran escala, como el de Vaca Muerta, necesita apalancamiento.

Si se revisa la serie histórica reciente de inversiones en Vaca Muerta y se la contrasta con los desembolsos del Estado se notará la influencia directa de este respaldo.

Subsidios en dólares por año

  • En 2014 las inversiones petroleras en Neuquén treparon a 4.834 millones de dólares y ese mismo año los subsidios directos de incentivo a la extracción de gas fueron de 1.200 millones de dólares, casi un 30% del riesgo.
  • En 2015 las inversiones fueron de U$S 5.109 millones y los subsidios de 870 millones de dólares (17%);
  • En 2016 U$S 3.266 millones y los subsidios 2.612 millones de dólares (80%);
  • En 2017 U$S 3.468 millones y 1.145 millones de dólares de subsidio (33%);
  • En 2018 U$S 4.530 millones y un subsidio estatal de 500 millones de dólares (11%)
  • El proyectado de 2019 dice que se desembolsarán US$ 5.343 millones y los fondos estatales serán 640 millones de dólares (12%).

Vaca Muerta fue la más beneficiada

Los programas de subsidios abarcaron inicialmente a otras cuencas productoras, sin embargo los no convencionales neuquinos, el tight y el shale (Vaca Muerta), fueron los más beneficiados.

El esquema de subsidios, que se inició en 2013 y continuará -por lo menos- hasta 2021, garantizó a las productoras un precio de gas en boca de pozo de 7,5 dólares por millón de BTU (la unidad calórica con la que se mide el gas).

La referencia para el país siempre fue el Henry Hub norteamericano que hoy tiene un valor de 2,31 dólares por millón de BTU.