La Federación Empresaria del Chubut emitió un comunicado en el que expresa que “compartimos plenamente las prioridades establecidas por el Gobierno Nacional. Primero, proteger la vida. Luego, llevar soluciones a aquellos argentinos y argentinas más vulnerables. Recién después hay lugar para preocuparse por lo demás”.

No obstante, manifiestan su inquietud por “la falta de medidas para evitar un colapso generalizado y su impacto inmediato en el empleo”, y afirman que “el coronavirus encuentra al sector en una situación muy desventajosa para hacer frente a este freno absoluto de la actividad, debido a la recesión e inflación que golpearon a la economía durante los últimos años”.

“Los bancos nunca pierden”

“Una vez más -señalan- los bancos y el sistema financiero abandonan a las PyME a su suerte, descuidando la continuidad de la cadena de pagos en el momento más complicado desde la crisis de 2001”.

Y reclaman “la implementación de un CREDITO UNIVERSAL PyME que pueda llegar de inmediato para asistirnos y no quedarnos en el camino, porque una Pyme cerrada no paga, cualquiera fuera su interés”.

En el comunicado, la FECh hace dos requerimientos que considera primordiales:

  • Que el Banco Central se comprometa fuertemente con garantizar la liquidez en las PyME. Para ello, es necesario que el sistema bancario atienda a las PyME con CREDITO UNIVERSAL PyME con un período de gracia que cubra, al menos, la duración de la cuarentena obligatoria, que imposibilita el giro comercial normal. Dichos créditos se destinarán a cubrir las nóminas salariales y los cheques ingresados hasta la fecha de entrada en vigor de la cuarentena obligatoria.
  • Suspensión de los aportes y contribuciones patronales durante, al menos, la duración de la cuarentena obligatoria.

“No hay empleo sin Pyme”, reflexionan los empresarios chubutenses. Firma el comunicado su presidente, Pablo Tedesco.