El bonaerense venía desempeñándose como Secretario de Trabajo y reemplazará a Paulo Cassutti en Educación. Asumiría como Secretario con funciones ministeriales ya que no tiene los dos años mínimos de residencia que requiere la Constitución Provincial.

Meisner es el quinto Ministro de Educación de la actual gestión, que comenzó con Fernando Menchi, luego Gustavo Castán, le siguió Graciela Cigudosa, después Alejandro De Bella (4 meses en el cargo), Paulo Cassutti (2 meses), y ahora Meiszner.

En sus primeras declaraciones como titular de Educación provincial, el ex Secretario de Trabajo destacó que “asumir esta cartera se trata de un desafío importante, porque quizás es uno de los Ministerios más importantes de la provincia, es el que más masa salarial posee, más empleados tiene, principalmente porque cuenta con docentes, personal no docente y auxiliares de la educación, tiene 690 establecimientos escolares, lo cual implica un gran trabajo en materia de infraestructura, y un montón situaciones que creemos que de a poco se van a poder ir encaminando”.

En otro tramo del diálogo con la prensa, Meiszner señaló que “el Gobierno provincial ha cumplimentado muchas de las peticiones presentadas por los gremios docentes como es el tema de la cobertura del 100% de SEROS -la obra social-, temas de infraestructura escolar, la cobertura del Transporte Educativo Gratuito (TEG), con servicio en aquellas localidades donde no existía, todos eso forman parte de un gran acuerdo, y esperemos que este lunes próximo podamos llegar a una pronta solución y que los chicos vuelvan a las escuelas”.

En este sentido, Meiszner consideró que “en las gestiones necesitamos no solamente del apoyo y asesoramiento de los integrantes del Ministerio, sino también de las entidades gremiales, que tienen un conocimiento diario, quizás más importantes que el nuestro, y viniendo del ámbito de las negociaciones laborales, uno tiene que acercar las partes y lograr acuerdos”.

Luego, en materia de infraestructura escolar, el funcionario adelantó que “ya hemos charlado con el Ministro Aguilera, quien en este marco de reuniones con los gremios docentes ha recorrido los edificios en las distintas regiones y ha repasado obras que estaban pendientes en las que se vamos a seguir trabajando”.

También fue consultado por su experiencia en el área educativa. “Soy docente universitario de la Universidad del Chubut (UDC), dicto Ética Profesional y Legislación en las Telecomunicaciones, hace más de tres años, de modo que conozco este ámbito. La idea era asumir cuanto antes, los hechos que sucedieron ayer precipitaron las reuniones y la asunción. Estaba acordado empezar a trabajar en materia educativa”, respondió Meiszner.

Reunión con gremios

Con referencia a la reunión a llevarse a cabo el lunes próximo con los gremios docentes, Meiszner afirmó que “si uno se sienta en una mesa de negociación, obviamente que todos los puntos están para discutir y tratar de acordar. Para lograr los acuerdos todas la partes tienen que ceder algo, de otro modo no existe negociación posible”, y en cuanto al retorno de los docentes a las aulas este mismo lunes, advirtió que “es una posibilidad y no descarto ninguna, porque depende de la voluntad de las partes por resolver esta situación”.

Cautelar

Por otra parte, el funcionario provincial puso de relieve que “como lo dijo el Gobernador, el sistema de liquidación, de información de los directores de escuela, es viejo, arcaico y vetusto para ser certero en las liquidaciones, porque todo los salarios tiene un carácter alimentario y es el Estado quien tiene que protegerlos”.

Asimismo, Meiszner explicó que “el cumplimiento de las devoluciones como marca la medida cautelar tiene un plazo y va a ser devuelto en la manera que corresponde, y de acuerdo a los plazos que tenga el Ministerio de Economía, por planilla complementaria. Las mandas judiciales se deben cumplir más allá que otros docentes no hayan cobrado. Hoy se ha depositado el rango 1, luego viene el 2, 3, y 4. Hay trabajos para realizar y encauzar la situación, que obviamente no es la querida por ninguna de las partes”.

“A la luz de lo que ha pasado está claro que el sistema ha quedado vetusto, hay que darle claridad y certeza a los trabajadores que perciben el salario, que tiene carácter alimentario”, completó Meiszner.