Gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone (foto ilustrativa)

Desde el Gobierno de Tierra del Fuego señalaron que el acuerdo en materia pesquera que el Gobierno nacional busca sellar con Gran Bretaña es “negativo a la posición de los intereses de la Argentina”. Afirman que los resultados alcanzados hasta el momento “tienen al Reino Unido como único beneficiario y corren el riesgo de consolidar la pretensión británica” sobre Malvinas y los espacios marítimos circundantes.

El Gobierno de Tierra del Fuego manifestó nuevamente su rechazo a la continuidad de las acciones de cooperación entre la República Argentina y el Reino Unido en materia pesquera “por ser inconvenientes y claramente negativas para la posición e intereses de la Argentina”.

En una nota dirigida a la subsecretaria de Malvinas, Embajadora María Teresa Kralikas, la provincia cuestionó el funcionamiento de la Comisión de Pesca en el Atlántico Sur (CPAS) creada en 1990 a partir de los acuerdos alcanzados entre el gobierno menemista y la Corona británica.

El Reino Unido reforzó su posición

Durante los quince años que funcionó esta Comisión, el Reino Unido fortaleció su posición sobre las islas, a través de los cuantiosos ingresos que generó su incipiente industria pesquera, impidiendo a la Argentina pescar y patrullar dichos espacios marítimos, al tiempo que el gobierno colonial de las Malvinas otorgaba licencias de pesca en la aguas en disputa por hasta 25 años.

Este acuerdo en materia pesquera fue suspendido por el gobierno de Néstor Kirchner, pero el gobierno de Mauricio Macri decidió revertir esta medida, retrotrayendo la situación a los años 90.

El representante en el Consejo Federal Pesquero (CFP) de la provincia de Tierra del Fuego, Luis Vázquez, presentó ante el Consejo Federal Pesquero una nota que lleva la firma del Secretario de Agroindustria provincial, en la que se requiere la intervención del organismo en asuntos relacionados con Malvinas.

Piden que el CFP se pronuncie

Las autoridades fueguinas rechazan el acuerdo suscripto en materia pesquera y cooperación científica y piden al Consejo que se pronuncie al respecto, al tiempo que le reprochan falta de compromiso en cuestiones relacionadas con la soberanía argentina sobre las Islas. A la vez, reclaman al Subsecretario de Pesca Juan Bosch no haber dado respuesta a un pedido de informes formulado el año pasado respecto de las ganancias que percibe el gobierno de ocupación a partir de la venta de licencias para la explotación de nuestros recursos naturales.

La intención de las autoridades provinciales era que los párrafos sustanciales del documento constaran en el Acta 3 del CFP pero el Subsecretario de Pesca Juan Bosch se opuso y en su lugar propuso invitar a la Subsecretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur a una reunión con el CFP.

«Entrega ilegítima de licencias de pesca»

La nota de la que tomó vista el Consejo en el Acta 3 expresa la preocupación del gobierno de Tierra del Fuego respecto de “la entrega ilegítima de licencias pesqueras alrededor de nuestras Islas Malvinas por parte de la ocupación ilegítima británica de esos archipiélagos a lo largo del mes de enero de 2019”, señalan en referencia a un hecho que en realidad se sucede cada año.

Pero a la vez le reclaman al subsecretario de Pesca, Juan Manuel Bosch, la falta de respuesta a un informe solicitado por la gobernación en mayo de 2018, “sobre las pérdidas económicas que esta práctica ilegal le ocasiona a nuestro país”. Consultado el representante de Tierra del Fuego, Luis Vázquez, indicó que “al día de hoy no hemos tenido respuesta y vamos a solicitarle en la próxima reunión que lo realicen porque creemos que la consulta fue pertinente y por las vías correspondientes”.

El CFP debería hacer un seguimiento de las licencias de pesca

Siendo el Reino Unido autónomo respecto de las decisiones que se toman desde el gobierno de ocupación de las Islas Malvinas, el alcance del Consejo Federal Pesquero parece muy limitado; sin embargo Vázquez considera que “si el Consejo asumiera el rol que debe asumir de defensa de los recursos pesqueros de nuestro país, tendría que hacer un seguimiento específico de todas las licencias que ha otorgado el Reino Unido en forma ilegítima y hacer las denuncias correspondientes para que se frene la emisión de licencias y también iniciar acciones legales para recuperar todo lo recaudado ilegalmente por el Reino Unido”.

Evidentemente el presidente del Consejo, Juan Bosch, no tiene intenciones de inmiscuirse en los asuntos relacionados con la soberanía de las Islas y lo dejó en claro cuando, a pesar del pedido expreso del representante de Tierra del Fuego, se negó a incluir en el Acta un resumen de la nota y en cambio prefirió convocar a la Secretaría de Malvinas a una reunión en el CFP sin fijar fecha.

«Ley Malvinas»

Vázquez se mostró molesto con la decisión adoptada y señaló que “Vamos a hacer una presentación por un proyecto de Ley denominado “Ley Malvinas”, que fue elevado por la gobernadora Roxana Bertone la semana pasada, donde se solicita que cualquier acuerdo de los ejecutivos nacionales tenga que pasar por el Congreso para tener un aval y un control democrático respecto de cualquier decisión que comprenda el tema de soberanía de Malvinas y también una revisión para atrás de los acuerdos que se han llevado adelante”.

Fuentes: TiempoSurRevista Puerto – Propias