DELFINES RÍO NEGRO

Un grupo de buzos volvía de trabajar en el parque submarino en un semirrígido cuando se encontraron con unos 40 delfines nariz de botella que hacían piruetas. Pudieron fotografiar y filmar esta belleza en la costa rionegrina al norte de la Patagonia.

Un grupo de buzos volvían entumecidos en un semirrígido después de trabajar desde las 10 de la mañana en las anclas del próximo barco que se va a sumar al parque submarino en la costa rionegrina. Fue entonces cuando vieron a los primeros delfines cerca de la orilla.

Bajaron la velocidad y los acompañaron lentamente desde la tercera a la septima bajada, disfrutando el espectáculo.

«Veníamos muy atentos porque teníamos la idea, no se por qué, de que nos íbamos a cruzar ballenas -relata el buzo y prestador náutico en Cota Cero Buceo Sebastián Leal-. Y no fue así. En cambio, nos encontramos con esta familia de delfines nariz de botella».

«Fue increíble el encuentro: eran 30, 40 animales, buena parte de la familia, divididos en grupitos de seis o siete», continúa.

Los seguimos de la tercera la séptima bajada y después ya nos vinimos porque se nos hacía tarde y todavía teníamos que lavar los equipos y muchas otras cosas para terminar el día, pero estuvo buenísimo».

Uno de los buzos recordó que una investigadora belga estudió a estos delfines y determinó que son una familia compuesta por aproximadamente 130 animales que han elegido ese lugar para vivir. Los biólogos tiene fotoidentificados a 70 de ellos.

Viven cerca de nosotros y tenemos que cuidarlos porque cualquier cambio afecta a toda la familia», afirmó Sebastián.

 

Fuente Diario RN