El presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena total (denominada «aislamiento social preventivo obligatorio»), en todo el territorio nacional a partir de las 0 horas de mañana viernes 20 de marzo hasta las 24:00 del 31 de marzo.

Fernández advirtió que sería considerado un «delito contra la salud pública» violar las medidas, por lo que las fuerzas de seguridad podrían proceder a la detención de la persona y el secuestro de su vehículo. «Vamos a ser inflexibles», señaló.

En las próximas horas se publicarán dos decretos, uno para oficializar la medida y otro con la reglamentación. En este último se indicará qué comercios quedarán exentos.

La idea del Gobierno es aplacar la curva de contagiados, aseguran fuentes oficiales. Como contrapunto, el parate de la actividad impactará de lleno en los bolsillos por el cierre temporario de miles de negocios.

 

AMPLIAREMOS