Tras consultar a expertos y gobernadores, el Presidente anunció que continuará el aislamiento obligatorio hasta “después de Semana Santa”. “Una economía que se cae siempre se levanta, pero una vida que termina no”, subrayó.

El presidente Alberto Fernández anunció este domingo a la noche que tomó la decisión de «continuar la cuarentena» obligatoria «hasta que termine Semana Santa», es decir, hasta el 13 de abril a la hora cero.

Al brindar el anuncio con un discurso en la Quinta de Olivos, el jefe de Estado afirmó que la medida de extender el aislamiento social obligatorio permitirá «seguir controlando la transmisión del virus».

«Todos los datos dicen que el virus completa su ciclo en el organismo humano entre el día 10 y el día 14. Prolongando la cuarentena, vamos a haber logrado que el ciclo de desarrollo del virus en el cuerpo humanos se cumpla hasta dos veces», detalló, y precisó que, cuando se cumpla la segunda fase de la cuarentena, se tendrán «datos más claros de cómo se incuba la enfermedad».

Para cualquiera de los escenarios, en el Gobierno coinciden en que cuando termine la cuarentena la vida cotidiana no volverá de súbito a la normalidad, sino que seguirán vigentes algunas medidas para restringir la circulación de la gente.

Estas incluirán la continuidad del teletrabajo para poblaciones de riesgo, las restricciones en el aglomeramiento y eventos públicos y del uso del transporte público.