sergio denis

Sergio Denis murió en la mañana de este viernes 15 de mayo en la clínica de rehabilitación Alcla, a los 71 años. El 11 de marzo de 2019 había sufrido un grave accidente en medio de un show en el Teatro Mercedes Sosa, de Tucumán, del cual nunca pudo recuperarse, hasta que llegó este desenlace que su hijo, Federico Hoffmann, terminó confirmando. “Hasta siempre viejo. Gracias por tanto. Todos los que te queremos de verdad”, escribió en las redes sociales

Aquella noche de sábado, Denis se disponía a cantar su clásico “Te llamo para despedirme” cuando, luego de haber caminado entre las butacas, subió al escenario. Pero en un mal paso, se desplomó: cayó en el foso de orquesta de casi tres metros de profundidad, y fue trasladado de urgencia al hospital Ángel C. Padilla.

Tras sufrir múltiples contusiones, ingresó a la guardia del hospital de la institución a las 21.45. Se le realizaron tomografías de cerebro, cuello, tórax, abdomen y pelvis. Los primeros informes médicos señalaron que el artista tenía “hematomas cerebrales, múltiples contusiones, una hemorragia, un importante edema cerebral, una fractura del hueso temporal en la cabeza y una fractura al nivel de la clavícula y el omóplato”. Olga Fernández, directora del Padilla, habló de «un cuadro grave con pronóstico reservado”.

Ese mismo día Nora Hoffman, hermana del intérprete de “La vida vale la pena” o “Te quiero tanto”, pidió una cadena de oración. Sergio, dijo, estaba “más en manos de Dios que de los médicos”.

Con el paso de los días Denis fue evolucionando favorablemente. Entre algunas de las mejoras, se disminuyó el edema cerebral y respondió ante algunos estímulos, abriendo los ojos y moviendo el cuerpo. Le retiraron la sedación, a la espera de que se despertara. Permaneció internado en la unidad de terapia intensiva del hospital tucumano hasta el sábado 13 de abril, cuando fue trasladado a la Ciudad de Buenos Aires.

Recién dos días después el Sanatorio de los Arcos emitió un nuevo parte médico en el que afirmaban que el estado general del músico era “crítico”, luego de que se le realizaran dos intervenciones quirúrgicas en esas últimas horas. “Una, para evacuar un derrame pleural complejo que comprimía parte del pulmón derecho, y otra de abdomen, por un proceso infeccioso intestinal grave», se precisó.

Casi un mes después, y con un cuadro complejo pero estable, sus hijos y sus hermanos decidieron trasladarlo al centro de rehabilitación ALCLA en el barrio de Belgrano, donde lo visitaban a diario y donde permaneció hasta sus últimas horas.

El cantante de todos

Hijo de Feliciano Hoffmann y María Esther Fenzel, nació el 16 de marzo de 1949 en Coronel Súarez. Su verdadero nombre era Héctor Omar Hoffman. Su padre era carpintero, y si bien su madre que solía cantar y su abuelo tocaba el acordeón, creció en un ambiente donde no había músicos.

Se convirtió en un ícono del romanticismo e hizo bailar a miles de personas con diversos hits como “Te quiero tanto”, “Quereme”, “Cada vez que sale el sol”, “Yo soy la aventura”, “Cómo estás querida” y “Dame luz”, entre otros.

En los 90 atravesó dificultades económicas que terminaron con causas por estafa en su contra. Como consecuencia, su estado de salud se deterioró y perdió la voz: estuvo cuatro años sin poder cantar. En el 2000, pudo relanzarse con el disco La vida vale la pena.

Tras haber cosechado una importante carrera musical durante casi cinco décadas, Sergio Denis llegó a aquella fatídica noche de marzo de 2019, en el Teatro Mercedes Sosa, en Tucumán. Luchó con aquella valentía y entereza de siempre, pero esta vez, perdió la batalla.

A pesar de su ausencia, será recordado por siempre a través de su música.

 

 

 

Fuente: INFOBAE