El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, minimizó desde el primer día el peligro del coronavirus

Consultado sobre el aumento de víctimas en Brasil, debido a no adoptar las medidas preventivas recomendadas internacionalmente, el presidente Jair Bolsonaro respondió: «¿Y qué? Lo lamento. ¿Qué quieren que haga?».

Brasil superó ayer martes 28 de abril las 5 mil muertes por COVID-19, tras registrar en las últimas 24 horas un récord de 474 fallecidos y más de 70 mil infectados, según los datos oficiales del Ministerio de Salud.

Bolsonaro incluso fue más allá y bromeó sobre su segundo nombre: «Soy Mesías, pero no hago milagros».

El comentario se viralizó y generó un repudio inmediato. Con 5.017 muertos por la covid-19, Brasil registra la cifra más alta de fallecidos de Latinoamérica y supera los 4.633 fallecidos reportados (oficialmente) por China, donde la epidemia se originó a finales de 2019. El número de contagios subió un 8%, a 71.886.

Con más de 210 millones de habitantes, Brasil marcó un nuevo récord, pero según expertos el número de contagiados con covid-19 podría ser entre 12 y 15 veces superior debido al gran número de casos no detectados por la poca disponibilidad de test.