Mediante ordena Nª 10.998 el Concejo Deliberante de Madryn impuso el nombre de Ángel Bordenave a la plaza ubicada en el Barrio Juan Domingo Perón, entre las calles Ejercito de los Andes; Albarracín; Marzullo y Moreno.

Un grupo de ciudadanos madrynenses efectuó una presentación ante el Concejo solicitando imponer el nombre de Ángel Bordenave, fallecido vecino y empresario gastronómico de Puerto Madryn, a un lugar público de la ciudad.

Señalaban en su presentación que el turismo es uno de los pilares fundamentales de la economía y el trabajo madrynense y en el marco de esa actividad, se desarrollan una amplia gama de actividades, siendo la gastronomía, es una de las principales y Puerto Madryn, través del tiempo, ha alcanzado primero a nivel regional y luego nacional e internacionalmente, una calidad y reconocimiento en el rubro gastronómico, que representa hoy un muy importante producto en nuestra oferta turística.

La presentación sostuvo que en ese marco, merecía un justo homenaje, la persona que hace décadas fue un pionero y hacedor de esta hoy reconocida y valorada oferta gastronómica madrynense: Ángel Bordenave.

Ángel Bordenave “Angelito”, nació en Puerto Madryn, el 23 de noviembre de 1930, hijo de Doña Península Reyero y Don Eduardo Bordenave. Su esposa fue Ana María Barranco (más conocida como Nenina).

Su ingreso a la actividad gastronómica se produjo el 30 de octubre de 1963, cuando habilita la Cantina El Náutico en instalaciones del club Náutico Atlántico Sud.

Los comienzos fueron muy duros, con crudos inviernos en los que esa zona carecía de gas natural y cocinas funcionaban con tubos de gas.

Los comensales promediaban las 20 a 25 personas por semana y mientras se construía “SU SUEÑO”, lo que hoy es Cantina El Náutico, ubicada en Avenida Julio A Roca 790, hizo una temporada en lo que era entonces el hotel París en Roque Sáenz Peña y Mitre. Ese año Angelito atendió en el Club Náutico, mientras Nenina y su hijo Ariel, lo hacían en el hotel Paris,

En 1971 Ángel Bordenave, tuvo la dicha de inaugurar su propio Restaurante, la hoy Cantina El Náutico. Lamentablemente “Angelito”, falleció a la temprana edad de 44 años, el 26 de agosto de 1975. Su hijo Ariel continúa con su Restaurante Cantina El Náutico desde su partida.