A una semana del debut en los Juegos Olímpicos de Tokio, el ciclista de Rawson habló con el área de prensa de Chubut Deportes y repasó como vive los días previos a su segunda participación olímpica.

Durante la tarde del viernes, el ciclista chubutense Eduardo Sepúlveda partirá desde Andorra (su país de residencia) hacia Tokio, Japón, donde una semana más tarde hará su presentación en los Juegos Olímpicos.
“Edu”, será el primero de los chubutenses en ver acción en Tokio y correrá la prueba de Pelotón en ruta, el viernes 23 de julio a partir de las 23.30 horas de nuestro país.
A horas de su partida al Extremo Oriente, Sepúlveda dialogó con el área de prensa de Chubut Deportes y contó cómo transita esta previa que lo depositará en su segundo juego olímpico consecutivo.
“Cuesta estar lejos de casa”
“Para llegar a estos niveles hay que mantener cierta conducta. Entrenar todos los días, alimentarse y descansar bien, porque es un deporte exigente, de resistencia, y las horas de entrenamiento diarias son muchas. Son varias cosas que hay que tener en cuenta para llegar a ser un profesional de Elite”, remarcó en el inicio del diálogo el deportista capitalino.
En ese sentido agregó que “hay que entrenar mucho en la montaña, por eso es que cada vez voy menos a casa, a Rawson, porque tengo que estar la mayor parte de tiempo por las cargas, acá en Europa. Cuesta estar lejos de casa, pero es lo que a uno le gusta y sé que la carrera deportiva no dura muchos años, entonces tengo aprovechar estos años para sacarle el mayor provecho”.
Eduardo desde hace varios años reside en Andorra, un Principado ubicado entre España y Francia, en el límite de la península ibérica. “Elegí Andorra porque se caracteriza por la altura. También porque hay mucha ruta en montaña y poco tránsito, entonces es una geografía ideal para mis entrenamientos”, explicó.
“Río fue una linda experiencia”
Cuando el próximo viernes 23, Sepúlveda inicie la competencia de ruta, será oficialmente el segundo deportista chubutense (el otro es Omar Narváez), en tener presencia en dos Juegos Olímpicos consecutivos.
De su incursión en Brasil hace cinco años, “Edu” contó que “la experiencia en Río fue muy linda. Representar al país, estar hospedado en la Villa Olímpica y compartir el día a día con grandes estrellas del deporte fue algo inolvidable para mí”.
Respecto a lo competitivo recordó que “ese año venía de correr el Tour de Francia, que había terminado una semana antes y enseguida tuve que viajar a Brasil, sin recuperarme de la mejor manera y no pude rendir como hubiera querido. De igual modo fue una experiencia nueva para mí en ese momento y fue muy linda”.