Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de todos los tiempos, murió este miércoles a los 60 años en una casa del barrio privado San Andrés donde se recuperaba de una operación reciente de un hematoma subdural.

Maradona se descompensó este mediodía y los profesionales pidieron rápidamente asistencia, llegaron varias ambulancias al domicilio, pero lamentablemente no pudieron hacer nada.
Desde Presidencia de la Nación indicaron que Alberto Fernández decidió decretar tres días de duelo nacional a partir de este mismo miércoles.
Habrá tenido muchos errores en su vida privada pero dentro de la cancha fue un fenómeno y uno de los mejores de todos los tiempos. En 1986 tocó el cielo con las manos ganando la Copa del Mundo con la Selección Argentina en México.
Era feliz en el pasto, en el césped, por eso decidió volver al país el año pasado y dirigir a Gimnasia de La Plata, mas allá que no era lo indicado por sus médicos y entorno. En esos meses y hasta cuando visitó la Bombonera en su último encuentro con público, recibió homenajes y mucho cariño en todos los estadios.
QEPD Diego, gracias por tanta magia.