Tras varios meses de lucha, el Aurinegro cumplió el primer objetivo: empató en su visita a Sol de Mayo de Viedma y se clasificó a la final por el ascenso a la Primera Nacional.

El encuentro, que había quedado pendiente de la fecha 24, se disputó en la noche del miércoles en Carmen de Patagones y fue empate sin goles.

Con justicia, el conjunto de Ricardo Pancaldo se metió en la gran final cuando todavía restan 2 fechas, y ahora espera por rival.