Por el partido de ida de las semifinales de la Liga del Valle del Chubut disputado el día sábado, Germinal y La Ribera igualaron 1 a 1, pero el trámite del partido quedó a un segundo plano.

Lo que era una gran fiesta en el clásico de Rawson con más de 1000 personas presentes, terminó en una batahola entre los jugadores de ambos equipos que terminó con la expulsión de varios jugadores en el complemento. Chacano, Sosa y Flamenco vieron la roja en Germinal, mientras que en La Ribera se fueron expulsados Brunskole, Lucas y Jonathan Salinas. Cuando 2 jugadores arrancaron a los empujones, en lugar de calmar las aguas, varios se metieron a repartir trompadas sin sentido, por el solo hecho de tener la camiseta contraria.

Luego de los hechos lamentables, el “juego” continuó y el partido de ida finalizó igualado en 1. Por lo ocurrido, La Ribera pide que sean sancionados Diego Manrique y Rubén Darío Pellejero, que según imágenes, agredieron a jugadores del “Canario”.

“Es triste lo que pasó, tenemos que dar el ejemplo dentro de la cancha. Esperemos que en el partido de vuelta todo termine en paz” manifestó tras el encuentro Damián País, jugador de La Ribera.

El partido de vuelta será el sábado a partir de las 17 horas sin público visitante. Germinal debe presentar una lista de 18 jugadores, 4 integrantes del cuerpo técnico y 3 dirigentes podrán ingresar al predio de La Ribera. Esperemos que los jugadores se hayan dado cuenta de la vergüenza que dieron, que el partido se juegue con normalidad y que gane el mejor.