En el comienzo de la pretemporada se había confirmado que Mateo Acosta había sido relegado del plantel superior de Guillermo Brown en la B Nacional por diferencias con el entrenador Marcelo Broggi.

Mientras se entrenaba con la primera local de la Banda a la espera de novedades, ayer por la tarde se conoció la noticia de que el delantero era nuevo jugador del Deportivo Madryn.

De ser capitán, jugador importante en el equipo y titular indiscutido, Mateo Acosta decidió ir a jugar al equipo rival de toda la vida de Brown, al Deportivo Madryn, así es el fútbol.

Con respecto al Aurinegro, Acosta será un refuerzo de jerarquía para el conjunto de Jorge Izquierdo, que le aportará gol y sacrifició en el último tramo del campo de juego.