Tras derrotar en la final de vuelta a Boca por 3 a 1, River se coronó campeón de la Copa Libertadores de América en Madrid.

Dario Benedetto marcaba un gran gol de contragolpe para poner la historia 1 a 0 y Boca que se fue al descanso ganando y jugando bien.

En el complemento River fue otro y salió a la cancha con otra intensidad y empuje. Tras insistir, el conjunto de Gallardo llegó al empate por intermedio de Lucas Pratto tras una gran jugada colectiva.

Se fueron a tiempo suplementario y el partido cambió cuando el colombiano Barrios se fue expulsado en una jugada polémica. River aprovechó el hombre de más que tenía y Quintero se puso el equipo al hombo. El colombiano sorprendió a todos y en el segundo tiempo del suplementario sacó un tremendo remate de afuera del área para estampar el 2 a 1.

Tras el segundo gol, Boca fue en los últimos minutos en busca del milagro con 2 jugadores menos, porque Gago se retiró por lesión. Jara tuvo el empate pero el palo le dijo que no, y en la última jugada del partido, apareció el pity Martinez para correr con pelota hasta el arco de Boca y decretar el 3 a 1 final.