JAVIER MADANES QUINTANILLA

Las ventas a exterior de la planta Aluar en Madryn cayeron un 50%, a la par de su producción por las restricciones sanitarias. Ahora, con mejoras productivas en función del protocolo, prevé pasar del 55% al 70% de uso de su capacidad instalada.

Según anunció hoy su presidente Javier Madanes Quintanilla Aluar aumentará la producción en su planta de aluminio de Puerto Madryn, tras haber reducido el uso de su capacidad instalada en marzo pasado al 55%, por las restricciones sanitarias por la pandemia. Y reactivar envíos fuera del país

En declaraciones al Cronista Madanes señalo que «Hasta marzo, estábamos utilizando el 95% de la capacidad de la planta. Con las restricciones y el licenciamiento a personas de más de 60 años o con enfermedades preexistentes, menos de un 10% del personal dejó de trabajar.

No fue tan elevado el impacto para Aluar en ese sentido. Pero, por los protocolos en planta, que limitaron el número de personas por sector, más las restricciones que empezaron a surgir en logística y en los contratistas, debimos reducir el uso de capacidad al 55%», explicó el empresario.

Ahora, la empresa dijo Madanes, busca recuperar producción para apuntalar las exportaciones. «La pandemia no parece tener un fin inmediato. Pero, mediante una optimización de la producción, se pueden reorganizar un poco más la capacidad. Estamos empezando a elevar su uso al 70%, proceso que llevaría de dos a tres meses en total”

A nivel mundial, la demanda de aluminio se redujo de 25% a 30%. Pero se irá corrigiendo con la salida de la crisis.

Aluar exporta el 75% de su producción y las ventas al exterior se redujeron a la par de nuestra producción, a la mitad. Podríamos exportar más si pudiéramos producir más y estamos aumentado la producción para destinarla a exportaciones», explicó Madanes Quintanilla

Aluar informó que la pandemia afectó a la oferta y demanda global, lo que produjo una baja del precio internacional del aluminio desde los u$s 1700 por tonelada en el primer trimestre a menos de los u$s 1500 entonces. Sin embargo, el empresario explicó que, ahora, el valor ya volvió a un nivel normal, al reducirse la oferta, y hoy cotiza entre u$s 1700 y u$s 1800 por tonelada.

Con respecto a las expectativas para 2021, Madanes Quintanilla no es muy optimista. «No veo la solución al problema sanitario en un plazo corto. Por eso, veo en 2021 un tránsito parecido al de 2020. Pero ojalá me equivoque», comentó. Y agregó que, en este contexto, lo principal para cualquier empresa es «poder seguir adelante, no deteriorarse, para que cuando esto acabe pueda volver con fuerza; ahora es momento de sobrevivir», destacó.

La empresa emplea a cerca de 4000 personas, entre la producción de aluminio primario, energía y obra civil.

Fuente: El Cronista Nuria Rebon