Luego de un año y medio, desde que se rompió un caño maestro, habilitarían la calle. Aunque los vecinos del lugar se quejaron porque creen que existe peligro.

Desde que se rompió el caño maestro de gas que pasa por calle La Pampa, en la intersección de la calle 9 de Julio, para los vecinos es “una molestia”. La calle cortada y la falta de reparaciones “como se comprometieron” alteran los ánimos. Ahora se han enterado que “van abrir la calle” y, para ello, se realizaron “reparaciones que son una vergüenza” como lo calificaron.

Según sostienen, se ha “elevado la loma unos 50 centímetros, en lugar de bajar el caño como prometieron” y creen que “el caño no se reparó”. Es por ello que “poniendo esta capa de cemento, que no sirve para nada” el peligro es inminente.

Así lo explicaron a LA 17 los vecinos en el lugar.