Según CAME, Cámara Argentina de la Mediana Empresa, en los últimos 3 años los bancos ganaron más de 300.000 millones de pesos, mientras que cerraron miles de Pymes.

Ante ello la CAME pidió una transferencia del sistema financiero al productivo a través de tasas diferenciales para las micro, pequeñas y medianas empresas, quita de comisiones por depósitos en efectivo y medidas que incentiven a las pequeñas y medianas empresas, que sostienen el 70% del empleo en el país.

Las subas en las tasas de interés de mercado de los últimos meses impulsaron un aumento preocupante en los costos financieros que cobran los bancos y las compañías financieras a empresarios y consumidores.

Los bancos, según CAME, ganaron en el 2015 60.010 millones de pesos; en el 2016 incrementaron un 24.4% y llegaron a 74.560 millones de pesos, un 2017 ganaron $ 77.709 millones.

Ya en 2018, en octubre los bancos obtuvieron ganancias por $ 19.104 millones, un 50% más que en septiembre.

Acerca de los préstamos personales, CAME señaló el financiamiento alcanza a tasas siderales superiores al 100% en la mayoría de los bancos.

Sobre las comisiones por depósitos en efectivo por la que los bancos cobran entre 0,5% y 1% la CAME considera que ello no corresponde porque se genera un doble cargo, dado que los clientes ya pagan por los costos de mantenimiento de sus cuentas.

Sobre el descuento de cheques la entidad considero excesivo el costo de descuento que promedió el 58,8%.