VARIANTE COVID

La comunidad científica local coincide que el incremento de la última semana habrá que analizarlo en proyección, mientras se espera más información sobre la nueva variante ómicron.

Por primera vez en los últimos dos meses esta semana la cantidad de casos diarios de coronavirus superó la barrera de los 2000 contagios en dos jornadas consecutivas. Después del pico de la segunda ola, producido entre mayo y junio de este año cuando los promedios semanales superaban los 32.000 casos diarios, la curva comenzó un descenso pronunciado y sostenido hasta el 12 de octubre, día que se produjo un quiebre y se invirtió la tendencia después de más de 20 semanas a la baja. A diferencia de lo que ocurrió en los peores momentos de la pandemia la tasa de mortalidad se mantiene baja y también las internaciones en las unidades de terapia intensiva (UTI).

El incremento moderado ocurre, principalmente, en las grandes ciudades y centros urbanos. En todo el país también aumentó la positividad en los testeos que tocaron un piso promedio diario del 2% entre septiembre y octubre pasados y hoy se encuentra en 6%. Sin embargo para el Ministerio de Salud de la Nación las variaciones no deben analizarse en forma diaria para determinar la situación epidemiológica sino en períodos más prolongados.

Con la variante delta como predominante y la experiencia de lo que está ocurriendo en varios países de Europa que se encuentran en crisis sanitaria, la comunidad científica local sostiene, además, que es difícil predecir qué pasará en la Argentina y hasta cuándo subirán los contagios. La aparición de ómicron siembra aún más interrogantes mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) analiza el impacto de la nueva variante, para determinar cuál es su nivel de transmisibilidad, su agresividad y si es esquiva al sistema inmune.

Fuente LN