PRENDIÓ FUEGO A SU SOBRINO

Bomberos y policías encontraron un cuerpo con graves quemaduras y sin signos vitales en un quincho donde se había declarado un incendio.

Cerca de las 23 horas del miércoles, policías y bomberos de Puerto Madryn intervinieron en Necochea al 500 por un incendio domiciliario donde, al ingresar a un quincho previo rotura de cadena y candado, dan con una persona con quemaduras y sin signos vitales.

Arribado personal de bomberos voluntarios procedieron a corte de cadena y apertura de puerta de acceso, colocada desde afuera, constatando que en el interior del inmueble se encontraba una persona con quemaduras en su cuerpo y sin signos vitales.

La víctima fue identificada como Lucas Orellano, de 24 años, y fue trasladado por personal del nosocomio local hacia Hospital Zonal, ya sin signos vitales efectuando maniobras de reanimación.

En el lugar, el propietario de la vivienda siniestrada, Mario Hueche, informó a la policía haber escuchado ruido de la parte frontal de su inmueble donde se ubica quincho, constatando la presencia de un hombre en el interior quien habría producido el foco ígneo y, al gritarle, se habría encerrado con cadena y candado.

La versión de Hueche de los hechos se contradice con lo testimoniado por vecinos, quienes afirmaron que Hueche y Orellano discutieron y señalaron al dueño de la casa como responsable de dar inicio al fuego, arrojando líquido combustible inflamable estando Orellano en el interior del recinto.

Hueche fue detenido bajo sospecha de homicidio y sería tío del joven fallecido. El dato revelador es que la puerta del quincho estaba cerrada desde afuera.

Fuente Canal 12