El cuerpo fue hallado a pocos metros donde había aparecido su auto.

Un cuerpo sin vida fue hallado en la zona de chacras de El Doradillo, al norte de Puerto Madryn, a pocos metros de Ruta 3. Los padres identificaron el cuerpo en el lugar.

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que el cuerpo fue hallado por el funcionario de fiscalía Ismael Cerda, el oficial Martín Díaz Baldi y el sargento Oviedo de la División de la Investigaciones, quienes se encontraban en la zona junto a perros que realizan búsquedas. Los funcionarios estaban recorriendo el lugar buscando indicios cuando, en horas del mediodía, hallaron el cuerpo en cercanías de la ruta, en un lugar donde hay una laguna.

El cuerpo fue hallado en un pozo, enterrado con cal y escombros y con las manos cortadas.

EL CASO

López fue visto por última vez el pasado lunes 10 y su vehículo fue encontrado abandonado el martes 11 en la zona de las chacras de El Doradillo, en una zona cercana a la ruta 3. El automóvil estaba limpiado con solventes y había rastros de sangre. Al día siguiente, familiares de López encontraron prendas y elementos en cercanías de lugar. Algunas de ellas no fueron reconocidas por sus familiares como propias de Héctor López.

Durante el fin de semana se realizó un allanamiento donde se encontraron numerosos rastros de sangre lavada en un domicilio. Los rastros serán enviados para la realización de pericias de ADN para determinar a quién pertenecen. Para los investigadores, la cantidad de rastros de sangre en el domicilio, significa que ese sería el lugar de la escena de crimen cometido contra López u otra persona.

En los últimos días una importante cantidad de efectivos policiales se encuentran abocados la investigación de la causa, que dirige la fiscal Silvana Salazar junto al funcionario Ismael Cerda. En el marco de la causa se secuestraron teléfonos celulares y elementos que serán peritados.

BUSCAN QUE TAMBIÉN INTERVENGA LA JUSTICIA FEDERAL 

La línea investigativa más fuerte del expediente indica que la desaparición de López se encuentra vinculada al comercio de estupefacientes. En tal sentido, si bien la causa tramita en la Justicia Provincial una parte del expediente fue enviado al fuero federal por las posibles vinculaciones del caso con el narcotráfico.

En la causa también declaró como testigo Nicolás Cerrudo (20), quien al día siguiente apareció ahorcado en el domicilio donde vivía junto a su familia. Según relatos de testigos y otros indicios colectados, el día domingo sucedió un hecho grave. En esa fecha, Lopéz aún no había sido denunciado como desaparecido.

Asimismo, una persona cercana a López también es buscado por la Policía ya que se desconoce su paradero. Se trata de Federico Lomeña, quien era amigo de López y de Cerrudo. En el marco de las hipótesis que manejan los investigadores, no descartan que la sangre hallada en el domicilio pueda pertenecer a Lomeña.